sistema

jul 232007 Tagged with , , , , ,

El acantilado más alto conocido

La verdad es que no puedo estar más contento con el proyecto que saqué apenas hace 7 días llamado Observatorio, y en donde cada día se muestra una imagen diferente relacionada con la astronomía explicada por un astrónomo.

Son ya más 150 las personas que se han suscrito al Feed y unas 5700 visitas diarias las que se han recibido. Estoy impresionado.

Me permito ya de paso coger la información de hoy porque es espectacular, se trata de Verona Rupes, el acantilado más alto de todo el Sisteme Solar.

Está en una de las lunas de Urano , Miranda , y se estima que tiene 20 kilómetros de profundidad, eso son diez veces la profundidad del Gran Cañón en la Tierra. Debido a la baja gravedad de Miranda, llevaría unos 12 minutos al aventurero capaz de realizar ese salto desde la cima, y llegaría al suelo a la velocidad de un coche de carreras, unos 200 kilómetros por hora.

La imagen superior de Verona Rupes se realizó cuando sobrevoló el satélite la sonda Voyager 2 en 1986.

El cómo se creo este gigante acantilado todavía se desconoce, pero su procedencia es posiblemente debida a un gran impacto o el movimiento de placas tectónicas.

, , , , ,
mar 122007 Tagged with , , , , ,

¿Hay vida fuera de la Tierra?

Por probabilidad es muy posible. Sólo en nuestra galaxia, la Vía Láctea, se estima una población mayor a los 200,000 millones de estrellas. Son visibles, al menos, unas 5 mil millones de galaxias y se estima en realidad hay unos 200 mil millones, cada una con un número similar de estrellas a la Vía Láctea. Es casi imposible pensar que sólo un planeta, de una de esas estrellas, de una sola galaxia, ha reunido las condiciones suficientes para que se origine la vida. Por otra parte, es muy probable que cada estrella tuviese al menos dos planetas, por lo que el número de planetas sería el doble del número de estrellas.

Es importante considerar también que hablar de vida en lo general puede significar referirse desde bacterias o microorganismos unicelulares muy rudimentarios. Hablar de una especie tan compleja como el ser humano implica referirse en cierta forma a vida inteligente. La vida en general puede ser más abundante de lo que suponemos. Esta como muestra el aún discutido descubrimiento en 1996 de fósiles de bacterias en un meteorito marciano localizado en la Antártida. El satélite natural de Júpiter, Europa, podría contar con un océano bajo su suelo congelado en el cual se presentaran temperaturas y condiciones de vida rudimentaria. Por otra parte, el reciente descubrimiento de posibles mantos acuíferos en el planeta Marte también alienta la existencia de vida rudimentaria en ese planeta.

Lo que podríamos llamar vida inteligente, más o menos evolucionada que la nuestra, podría ser menos común que la presencia de vida en general, por el cúmulo de condiciones que se requieren para que ésta evolucione.

Lo ciertamente difícil es localizar vida inteligente en otro lugar del Universo. Esto, además, traería cambios y consecuencias muy importantes en nuestra vivencia.

Tendríamos que considerar un aspecto ante esto: una cosa es encontrar vida en cualquier forma y la otra es localizar vida inteligente. Vestigios de vida en un aspecto general, podría haber sido encontrada en 1996 en un meteorito marciano, aunque aún se encuentra en discusión tales conclusiones. Otras posibilidades de encontrar vida se presentan en Marte ante el reciente hallazgo de rastros de agua o en el hipotético océano que existe bajo el suelo congelado de Europa, satélite natural de Júpiter.

Encontrar vida inteligente es algo mucho más difícil. Hay programas serios como el de SETI escuchando el espacio en espera de captar en algún momento una señal de vida inteligente. Si esto ocurriera, sería uno de los mayores hallazgos en la historia de nuestra especie e indudablemente implicaría un choque cultural muy interesante. Las naves Pioneer y Voyager que han salido del Sistema Solar, llevan mensajes de nuestro planeta para el hipotético caso de que fueran encontradas por alguna civilización inteligente. Las Pioneer portan unas placas y los Voyager llevan unos discos.

¿Ha vida fuera de nuestro planeta?
View Results
, , , , ,
feb 032007 Tagged with , , , , , ,

El Sol comienza este año un nuevo ciclo

El Sol es, con mucho, el mayor objeto del sistema solar. Contiene más del 99.8% de la masa total del sistema solar (Júpiter contiene la mayor parte del resto). El Sol se ha personificado en muchas mitologías: Los griegos le llamaron Helios y los Romanos le llamaron Sol.

Está formado en la actualidad por alrededor de un 75% de hidrógeno y un 25% de helio en masa (92.1% de hidrógeno y 7.8% de helio en número de átomos); el resto ("metales") sólo alcanza un 0.1%. Estas proporciones cambian lentamente a medida que el sol convierte el hidrógeno en helio en su núcleo.

Las capas mas superficiales del sol muestran rotación diferencial: en el ecuador la superficie gira una vez cada 25.4 dias; cerca de los polos tarda 36 días. Este extraño comportamiento se debe al hecho de que el sol no es un cuerpo sólido como la tierra. Efectos similares se pueden observar en los planetas gaseosos. La rotación diferencial se extiende considerablemente hacia el interior del sol pero el núcleo solar gira como un cuerpo sólido. Las condiciones en el núcleo del sol son extremas. La temperatura alcanza los 15.6 millones de grados Kelvin y la presión es de 250.000 millones de atmósferas. Los gases del núcleo están comprimidos hasta una densidad 150 veces la del agua.

La energía radiante del sol (3.86e33 ergios/seg o 386 trillones de megavatios) está producida por reacciones de fusión nuclear. Cada segundo unas 700,000,000 toneladas de Hidrógeno se convierten en 695,000,000 toneladas de Helio y 5,000,000 toneladas (=3.86e33 ergios) de energía en forma de rayos gamma. A medida que viaja hacia la superficie, la energía es absorbida y reemitida continuamente a temperaturas cada vez menores de manera que cuando alcanza la superficie se ha convertido, principalmente, en luz visible. Durante el último 20% del camino hacia la superficie la energía es transportada mediante convección más que por radiación.

La superficie del sol, llamada fotosfera, está a una temperatura de unos 5800 K. Las manchas solares son regiones "frías" a unos 3800 K (parecen oscuras sólo por comparación con las regiones adyacentes). Las manchas pueden ser muy grandes, tanto como 50.000 km de diámetro. Las manchas están causadas por complejos fenómenos, aún por aclarar, en el campo magnético solar.

En este nuevo año 2007, el Sol comienza su ciclo de 11 años, en el que vá pasando por máximo y mínimos de estas manchas olares. En 1996 el ciclo empezó y ahora en 2007 vuelve a hacerlo. En el 2001, hubo un máximo de manchas solares. Todo este cambio se puede apreciar muy bien en el siguiente video generado por las observaciones del SOHO.

, , , , , , ,