Justo Gallego y la Catedral de la Virgen del Pilar en Mejorada del Campo, la otra historia