oct 072014 0 Responses

Buceo en Malta (Gozo) y otros deportes de agua

Una de las características más notables que un visitante se encuentra en las costas de Malta es el precioso e impactante color azul del mar y la pureza y limpieza de sus aguas. Esto lo convierte en uno de los mejores sitios en Europa para practicar deportes de agua, tanto por encima como por debajo de ella. Es más, algunos consideran las costas de Malta (y Gozo, su isla hermana) el mejor lugar en el Mediterráneo para snorkeling y buceo, por la variedad de paisajes y cuevas que encuentras allí abajo.

cliff

Teníamos que probarlo. Estaba por todas partes. El buceo es una de las maravillas de la isla y encontramos el mejor lugar aconsejado por los locales: Xlendi, un pueblecito costero al oeste de Gozo, la isla que junto con Comino, forman el archipiélago maltés. Existen más de 40 centros de buceo acreditados por el PADI (la Asociación Profesional de Instructores de Buceo) en el país, de los cuales muchísimos hablan español, con lo que estás más tranquilo al saber que entenderás todas las explicaciones que te den para esta apasionante forma de disfrutar del mar.

buceo

Escogimos St. Andrew's Divers Cove y hay que reconocer que se portaron excelentemente con nosotros, muy atentos no sólo a las necesidades que van surgiendo en las actividades sino también fuera de ellas. Se respira la gran profesionalidad que exige la isla por ser un paráiso del buceo en todos los niveles, puedes hacer desde el bautismo de buceo a precios muy asequibles, hasta realizar inmersiones mucho más profesionales a decenas de metros de profundidad.

Sus aguas, como decíamos, son excelentes, ya que están repletas de pecios llenos de historia (decenas de barcos británicos hundidos de la Segunda Guerra Mundial), así como de inimaginables cuevas (de hasta casi 30 metros de profundidad como el Blue Hole), que juguetean con la luz de la superficie consiguiendo tonalidades y brillos azules de ensueño. Durante la inmersión, erizos, barracudas, pulpos, rayas y toda clase de peces te acompañan en el viaje, arropado siempre por profesionales, aunque no has de preocuparte mucho ya que las clases teóricas que dan para el bautismo son más que suficientes para tu primera inmersión. ¡Y con una visibilidad siempre por encima de 30 metros!

Si estás en Malta una semana y te gusta este mundillo, es altamente aconsejable realizar el cursillo de buceo Open Water, que durante varios días te enseñará el buceo más allá de la primera inmersión, llegando a profundidades más interesantes y a tener un mejor dominio y control del deporte. Lo mejor es que los precios que ofrece la isla son muy interesantes, y puedes compaginarlo con el resto de tu viaje turístico por el archipiélago, disfrutando de las demás ciudades y el relax que ofrece este miniparaíso mediterráneo.

Pero no sólo las aguas de Malta son conocidas por el buceo. Pequeños cruceros, canoas, kayaks, pesca, "banana rides", motos de agua o incluso alquiler de barcos son otras de las alternativas. Además de dar unos cuantos saltos con las motos de agua por las olas alejados de los acantilados de Xlendi, decidimos alquilar un barquito para ver estas maravillas geológicas más de cerca y navegar hasta el famoso Azure Window, la original formación rocosa más conocida del complejo, y donde puedes pararte a tus anchas para hacer algo de snorkeling, otra forma más sencilla y económica de ver vida marina, en aguas, repito, cristalinas y con gran biodiversidad.

Otra de las maravillas del agua maltesa es que la temperatura de sus aguas ronda los 20-27 grados centígrados durante todo el año, con lo que no importa cuando vayas para disfrutar de sus encantos. ¡Y no te tienes que preocupar tampoco por el equipo!

Como amante del buceo que soy, si algún día quiero adentrarme más, con lo cerquita que tengo Malta, no tengo ninguna duda que volveré.

yo

sep 242014 0 Responses

Próximo destino… ¡Gozo!

Estamos preparando una brevísima escapada para conocer el lado más social de Malta
¿Conoces la isla de Gozo?

Pronto te diremos cómo la vemos nosotros… ¿Preguntas?, ¡adelante con ellas!

sep 012014 0 Responses

Los juegos no son un juego… but business!

Europa, como principal mercado consumidor de videojuegos, no sólo los disfruta, sino que además, los produce. Algunas de las compañías más exitosas de herramientas profesionales y desarrollo de juegos ven progresar sus innovadores negocios apostando por los juegos online.

Game Developers Conference (GDC) Europe es el evento paneuropeo que congrega desarrolladores y profesionales de todo el mundo, especialmente de nuestro continente… ¡y allá que nos fuimos!

BuvKu_ZCIAEosPT

gdc entrance

La semana es intensa, ya que justo tras GDC se celebra Gamescom, la principal cita Europea de la industria de los juegos. GDC Europe es un foro esencial de aprendizaje, networking, inspiración y negocio alrededor de los juegos. Gamescom es eso, y muchísimos adolescentes echándole horas y horas de pasión a sus juegos favoritos.

En GDC los expositores muestran las últimas herramientas y servicios del sector en llamativos stands y trabajadas charlas. Por su parte, los desarrolladores lucen su talento desplegando sus habilidades y para atraer la atención de responsables de negocio y reclutadores de los mejores estudios y empresas del mundo. Tanto GDC Europe como Gamescom son auténticos escaparates de colocación.

Muro repleto de ofertas de empleo en GDC

Muro repleto de ofertas de empleo en GDC

Se buscan expertos en todos los campos: música, programación, gráficos y animación, diseño, guiones, ventas… un equipo sólido es fundamental para desarrollar las imaginativas historias y las mecánicas que harán disfrutar a los usuarios y llenarán la caja a los creadores y distribuidores. Enormes tablones de anuncios demandan profesionales de todas las disciplinas relacionadas con los juegos, cubriendo las paredes de este congreso. Las condiciones de trabajo, para muchos, realmente prometedoras.

Además de conocer a cantidad de responsables de recursos humanos, los asistentes, según sus distintos intereses, pueden disfrutar de contenidos sobre marketing y negocio, diseño, producción, programación y artes visuales de la mano de más de 130 ponentes repartidos en más de 80 sesiones.

Comedor de GDC Europe

Comedor de GDC Europe

Hoy en día para los desarrolladores, lo más importante a la hora de diseñar un juego son las mecánicas. Por supuesto, otros recursos como la financiación o la tecnología empleada marcarán una diferencia determinante para la vida y el éxito del juego. Las variables económicas, técnicas y artísticas que condicionan un juego pueden convertirse en barreras que impidan a muchos ver la luz. Otros desarrollos, en cambio, consiguen levantar verdaderos imperios apasionantes a su alrededor y gozar de glorioso prestigio.

Tanto en GDC Europe como en Gamescom, conviven juegos AAA y mundialmente aclamados -como el exitoso League of Legends con la friolera de ¡27 millones de jugadores conectados cada día!- con los jugos independientes o indie games que maravillan a muchos por atreverse a ir más allá de un simple medio de entretenimiento para pretender convertirse en arte. Este es el caso del fascinante Monument Valley, inspirado en la obra de M.C. Escher, los grabados japoneses y el diseño 3D minimalista contemporáneo0

.league of legends talk 2

Ken Wong, diseñador y director de arte de Monument Valley, calificado como “bombazo indie” habló en GDC Europe de otro nivel del placer: debemos ser conscientes de que podemos crear grandes experiencias de usuario centrándonos en la estética y la semántica y reduciendo el impacto que las mecánicas tienen en nuestro producto. Cada nivel es en sí una pequeña obra de arte que combina, con gran belleza, puzles, diseño gráfico y perspectivas arquitectónicas imposibles.

Este juego no cuenta con una compleja narrativa, retos secretos o coleccionables. El jugador no sólo disfruta resolviendo rompecabezas, matando enemigos y subiendo de nivel, sino que le satisface puramente la estética y la semántica, que tienen más peso en este peculiar valle que la propia dinámica del juego.

Una de las claves de Ustwogames para desarrollar Monument Valley fue lanzarse a trabajar sin preparar el habitual documento de diseño del juego que habitualmente recoge los aspectos a desarrollar: mecánicas, arte, historia, sonido, etc.

Los creadores de Monument Valley buscaban proporcionar una experiencia interactiva que se quedase en la mente y el corazón de los jugadores. A juzgar por su trayectoria -un millón de unidades en cuatro meses- y el eco generado en los eventos de Colonia: ¡reto conseguido!

En los pasillos, mucha ilusión contagiosa por jugar sacando adelante proyectos novedosos y divertidos como Cyberyth -desarrollándose gracias a Kickstarter- o los recientemente lanzados Memozzle o Likwit.

oculus gdc

En Gamescom, con más de 335.000 visitantes, la espectacularidad de las grandes marcas como Sony, Nintendo o Microsoft se manifiesta en actuaciones en directo y el fervor de sus fans -algunos increíblemente bien caracterizados- que llenan pabellones aguardando pobladas colas para enfrentarse in situ a los torneos más esperados: Assassins Creed, Call of Duty, Metal Gear Solid, Quantum Break, Super Smah Bros., Shadow Realms o DriveClub.

gamescom4

Así concluye una semana repleta de términos que, en boca de los expertos, llenan las salas de conferencias. En cabeza, los juegos geolocalizados, los juegos sociales y, por supuesto, los que cumplen ambas características, combinando el juego con el mundo real, como Shadow Government. Este cóctel de brillante inspiración, modelos de monetización de ideas, espectáculos, fiestas, largas jornadas de duro trabajo, infinitos esquemas, líneas de código y análisis de tendencias, se despide hasta la próxima cita. Si tú también crees que el sector de los juegos es el futuro, no te pierdas GDC Los Ángeles.

gamescom

ago 242014 0 Responses

¿Qué comer en Colonia?

Los próspera metrópolis de Colonia, a orillas del Rin, alberga una inmensa diversidad de estilos culinarios. La abundancia de cocina internacional refleja la naturaleza multicultural de Colonia y su hospitalidad.

Llegamos a la ciudad, como más de 300.000 personas más, atraídos por la semana de los juegos: la conjunción de GDC Europe y Gamescom, los eventos de referencia en esta seductora industria. En el próximo post contaremos en detalle con qué nos quedamos de tan singulares conferencias.

BuwCJ11IcAAWWak

Por ahora, dejando la parte tecnológica para el próximo artículo, os queremos hablar de otro aspecto de Colonia: su gastronomía. ¿Vas a visitar esta ciudad por una feria o un congreso? No me sorprende. Colonia es uno de los mayores núcleos feriales de Europa. Alrededor de 40 mil expositores atraen aproximadamente a unos 2 millones de personas de visitantes al año. La Feria está dentro delo conocido centro de congresos "KölnMesse", donde se realizan acontecimientos de más de 25 sectores industriales. El principal recinto tiene capacidad para 11 mil personas contempla más de 1.500 congresos cada año.

¿Todo es trabajo? Ni mucho menos. Hablemos de algo esencial en la vida de Colonia: sus Brauhaus o fábricas de cerveza. Hay varias de ellas en la ciudad, y podemos recomendaros la que visitamos justo en el centro, ya que, además de ser una de las más emblemáticas, tiene la suerte de contar un un excelente anfitrión, el veterano Uwe, que lleva más de 20 años en este restaurante y contribuye como nadie a mantener la hospitalidad y amabilidad de los colonses.

Uwe, el mejor anfitrión posible

Uwe, el mejor anfitrión posible

Así pues: ¡llegamos a Peters Brauhaus! Queremos agradecer Ulrike, la esposa de Uwe, su amable gesto de traducirnos y explicarnos los platos típicos del manú, un detalle.

Peters Brauhaus. Foto: www.86400.es

La cervecería Peters Brauhaus está en una calle estrecha junto al Antiguo Mercado (el Alter Markt). Su fábrica de cerveza se remonta a 1544 cuando era conocida como “Zum Kranz” y vendía su cerveza al público. Debido al duro azote de la guerra, cerró sus puertas, destrozada, durante 87 años hasta 1994, cuando reabrió el local perfectamente reconstruido recreando la antigua Brauhaus.

En el centro de Colonia. Foto: www.86400.es

Hoy, Peters irradia tradición en un local enormemente acogedor, con un mobiliario y decoración cuidados al detalle, al igual que el servicio y, por supuesto, la comida. Entrando a la derecha se conserva una barra tradicional con sus barriles y grifos de su sabrosa cerveza Kölsch. La cerveza Kölsch es especial, durante su fermentación la levadura se eleva hasta la parte superior. Tiene un relativamente alto contenido de alcohol ya que más cantidad de azúcares y extractos de malta originan una mayor graduación que otras cervezas. También es menos carbonatada, más ligera y digerible.

Barra de la cervecería. Foto: www.86400.es Barra de la cervecería. Foto: http://www.86400.es/caption

Los expertos dicen que la Kölsch sabe mejor directamente del grifo y, por supuesto, que se sirve en los vasos típicos, vasos cilíndricos de 0,2 litros llamados "Stangen" que sólo se utilizan en Colonia.

stangen

A los camareros se les llama "Köbes", una derivación del nombre Jakob, que fue acuñado durante la época de las peregrinaciones, en la que los monjes fabricaban y servían la cerveza. Los Köbes llevan el traje tradicional de los antiguos trabajadores de la cervecería: a abotonada hasta arriba de la chaqueta de punto azul con un doble hilera de botones de color negro, pantalón negro, un delantal azul y, colgando en frente de ella, una bolsa de cuero. Los Köbes son unos personajes alemanes únicos.

Köbe con sus típicos vasos de Peter Kölsch. Foto www.86400.es

El "Zappes" – es decir, el barman – ocupa un rango especial en el la jerarquía cervecería. Él llena los vasos directamente de los barriles de diez litros conocidos como "Pittermännchen". Estos pequeños barriles generalmente se vacían rápidamente, asegurando así que la cerveza está siempre fresca y fría. Para los que prefieran algo sin alcohol, tienen alternativas con sabor a limón, como esta:

DSC_0095_md (1)

A la izquierda, el espacioso comedor, sillas, mesas y deliciosas cartas que, por un precio muy razonable, contienen todo lo que espera el visitante pata saciar su apetito. Las especialidades típicas de Colonia son originales, asequibles y abundantes. Lejos de la presentación de la moderna cocina refinada, en esta cervecería se come a gusto a base de platos caseros, riquísimos, y de los que te llenan el estómago hasta dejarte completamente satisfecho. El rey de la carta: su tierno y monumental codillo.

Sauerbraten. Foto www.86400.es

Destaca en el menú la jugosa "Sauerbraten", ternera empapada en vinagre durante 3 o 4 días y después guisada a fuego lento en una cazuela. La salsa de pasas le da un original punto dulce, y el plato se completa al servirse con albóndigas de patata o "Reibekuchen", con una sorprendente y agradable textura.

Rievkoche. Foto: www.86400.es

Otra especialidad local es "Rievkoche". Tortitas de papa cruda rallada y frita con cebolla y sal. En Peters Brauhaus las sirven coronadas con diferentes ingredientes. Yo la probé con salmón ¡buena combinación!

Otro plato típico el “Halve Hahn” -o “medio pollo”, una parodia culinaria que consiste en pan de centeno con una gruesa rebanada de queso holandés y mostaza. Desde el siglo XV, es lo que se pedían los habitantes que no podían permiterse comer pollo, algo tan popular hoy en día.

Cielo y tierra. Foto: www.86400.es

El plato conocido con el impresionante nombre de "Himmel und Ad" (Cielo y Tierra) se compone de puré de papa (de la tierra) y compota de manzana (de cielo) que se cocinan juntos y se sirve con el llamado “caviar de Colonia”, un tipo de salchicha de sangre o hígado que, acompañada de cebolla pochada, es todo un manjar digno compañero de tan especial cerveza. Además de su excelente sabor, este plato mantiene a través de los siglos su simbolismo religioso, ya que el cielo y la tierra los han llevado a los habitantes del valle del Rin a la prosperidad.

Strudel :) Strudel :)

Hablando de cielo, tras la cena, el cielo de Colonia nos regaló un precioso doble arco iris… ¡qué mejor broche para una velada tan deliciosa!

arcoiris

jul 312014 0 Responses

Tivoli y Blue Planet, dos atracciones míticas en Copenhagen

Cuando paseas por Copenhagen te percatas de vez en cuando que ves algo volando por encima de los edificios, algo animado, acompañado de algunos gritos. Dicho así parecería algo siniestro, pero nada más lejos, se trata de un parque de atracciones en mitad de la ciudad, tan mítico como antiguo, y del que sobresalen algunas atracciones bastante altas. Se trata de Tivoli, el parque de atracciones más antiguo del mundo.

IMG_20140602_173021

Tivoli no puede situarse más en el centro de la ciudad. Se encuentra justo al lado del ayuntamiento, en la plaza central de Copenhagen, y abarca un área bastante considerable. Aun así, cuando te sumerges en sus tripas, parece que todo está comprimido. No es el típico parque con largas caminatas para ir de un sitio a otro al que estamos acostumbrados hoy en día, sino que se deja ver que en el mismo espacio que hace décadas, han ido introduciendo más y más atracciones, algunas de ellas se rozan entre sí.

Lo primero que hay que saber del parque es que es un recinto cerrado, es toda una manzana dentro del urbanismo, y hace falta entrada para poder acceder a él. Es un parque lleno de edificios curiosos (hay uno que se parece al Taj Mahal, hay un barco pirata …), restaurantes de todo tipo, y atracciones desde las más sencillas a las menos aptas para cardíacos. La entrada es muy económica, y es gratuita si tienes la Copenhagen Card, tarjeta que, por cierto, es indispensable si vas a pasar 3 o más días en la ciudad ya que incluye los transportes y museos más importantes.

Es importante señalar que las atracciones del parque pueden disfrutarse de dos maneras distintas: como lo que aquí en España conocemos como las ferias (que tú pagas por cada una independientemente), o pagando un bono diario que vale para todas. Éste último cuesta unos 30 euros, y merece la pena si te vas a montar al menos en 3 de las atracciones más emocionantes (cuanto más "cardiaca" es la atracción más cuesta, y las mejores son del orden de 10 euros cada una … y ¡si, lo merecen!).

En el mapa que te proporcionan del parque verás que hay 3 grandes grupos: para niños, atracciones normales, y las de los valientes. Yo personalmente no pude pensar en otro grupo más que en éste último, y entre ellas se encuentra The Star Flyer, una especie de carrusel donde te montas en unas sillas no mucho más grandes y cómodas que las de un columpio, colgando de cadenas de 20 metros, que giran a a 80 metros de altura. Como no puedo describir lo que sentí al montarme en ella, mejor os lo enseño con un video:

Pero no todo son emociones para que te dé un ataque al corazón. Existen otras atracciones muy bonitas como la montaña rusa de madera en funcionamiento más antigua del mundo: The Roaller Coaster. No es nada despreciable sus bajadas y subidas con la madera crepitante y el conductor de la atracción en medio del convoy accionando los frenos … ¡como antiguamente!

IMG_20140602_205802-(1)

Pero como comentaba, también hay otros perfiles a los que el parque sucumbirá con otras delicias. Por ejemplo, los más pequeños tienen una aventura a la historia de los cuentos de Hans Christian Andersen, con dioramas animados de gran tamaño. El parque se completa con todos los tipos de atracciones, consiguiendo una mezcla muy elegante entre lo antiguo y lo nuevo, y demostrando que pueden convivir toda clase de entretenimientos para todos los públicos, de todas la categorías y de todas las décadas. 

IMG_20140602_181124

Tivoli es para pasar una buena tarde en él, o si tienes tiempo un buen día completo, y disfrutar en alguno de sus múltiples restaurantes. Nosotros elegimos el Brdr. Price por varias razones. Las vistas que tiene del lago principal y el barco pirata en el centro de todo el parque animan doblemente a un paladar que disfruta de la cocina tradicional danesa, ya que este restaurante busca la inspiración en los libros de cocina antiguos de la abuela. Cabe decir que se come de calidad y a un precio asequible, y también de cantidad, así que planifica bien las atracciones para la sobremesa ;-)

Tivoli no cierra hasta las 10 u 11 de la noche (depende de la temporada) así que tienes de sobra para pasartelo bien hasta entrada la noche. Una vez en hotel, descansamos para seguir con la diversión a la mañana siguiente en un enclave singular y único en Copenhagen: Blue Planet, el acuario más grande de Europa.

Situado cerca del aeropuerto (si tienes la tarjeta de la ciudad puedes usar de nuevo el metro para llegar ahí), y pegado a la bahía, este acuario es una delicia para aquellos que quieran descubrir la fauna marina del mundo. De nuevo la tarjeta Copenhagen Card nos facilitará un suculoso descuento: ¡entrada gratuita! (si no cuesta unos 20 euros).

Tiene 450 especies diferentes y más de 20.000 peces y animales acuáticos. Puedes ver leones marinos, tiburones, cocodrilos enanos,  morenas, barracudas e incluso pirañas. El día que fuimos, entre otros actos, había "alimentación de pirañas". Imagínate ver a miles de pirañas nerviosas por un trozo de comida, con esa cara y dientes tan desgarradores.

Tienen 55 tanques con más de 10 millones de litros de agua. Largos pasillos te sumergen en la vida marina de miles de peces, de todos los colores, tamaños y formas. Bancos de peces revoloteando entre tiburones, rayas flotando como si estuvieran en ingravidez, tiburones bastante pacíficos, frailecillo atlántico jugueteando … hasta que llegas a la gran sala, con el acuario más grande.

Majestuoso, inquietante y emocionante al mismo tiempo, te quedas embobado con la gran cantidad de especies que viven juntas en este "trozo de océano" traído a tierra firme. Siéntate tranquilamente y disfruta y aprende de cómo se relacionan las especies. A poco que te gusten estas formas de vida, te aseguro que no te defraudará su visita.

Emociones por altos vuelos y sumergidos en el mar … como puedes ver Copenhagen no deja de sorprender como ciudad.

 

1 2 3 922