España Madrid Por paises Turismo

Segway: turismo activo por Madrid



Segway: turismo activo por Madrid
¿Te gusta el artículo? ¡Valóralo!

4.9 media basada en 8306 votos

  • Excelente
    3954
  • Muy bueno
    2373
  • Normal
    1187
  • Regular
    594
  • Malete
    198
He visitado muchas ciudades, y he cogido los típicos medios de transporte para conocer la ciudad: coche, autobús, bicicleta … ¡incluso patines! Y ahora, sin lugar a dudas, en mi lista de preferencias ha entrado uno nuevo muy fuerte: el Segway.

Hemos oído hablar de esta curiosa máquina o incluso la hemos visto en España utilizada, por ejemplo, por las guardias urbanas de localidades costeras; pero no se me hubiera ocurrido la aplicación tan interesante y emocionante de la misma para el turismo urbano.

Gracias a GetYourGuide (blog y Facebook) descubrimos esta actividad que lidera en Madrid la empresa Urbanmovil. Conocemos a Nico, un simpático guía, gran conocedor de idiomas y lugares, con una capacidad innata de explicar el entorno y la historia, llenándola de curiosidades y anécdotas, que hacen mucho más amena la información turística que recibes.

Sede de Urbanmovil en Madrid, con parte de su parque de medios de transporte
Sede de Urbanmovil en Madrid, con parte de su parque de medios de transporte

Nuestro recorrido, con más de dos horas de duración, se centró en la Madrid de los Austrias, y siguiendo por la M30 hacia el sur, llegando hasta más allá del Parque de la Arganzuela, disfrutando de casi 15 kilómetros de ciudad, al aire libre, y muy cómodamente. Aun así, existen otras alternativas y se pueden proponer zonas o recorridos que te interesen, dependiendo del grupo de personas, y tus conocimientos de la ciudad.

Empezamos en las instalaciones de Urbanmovil, donde Nico nos dio una introducción al Segway, para aprender cómo llevarlo, frenar, subir y bajarse, girar … Al tratarse de una máquina con sólo dos ruedas unidas a un eje transversal, uno piensa que se va a caer al subirse, pero nada más lejos, los giróscopos y el ordenador que llevan los Segway, hacen su manejo y equilibrio incluso más fácil que el de una bicicleta. No hace falta ninguna experiencia para hacerse con él en menos de 5 minutos.

Nico y Ana con los brazos extendidos encima de un Segway, mostrando la facilidad de uso y equilibrio
Nico y Ana con los brazos extendidos encima de un Segway, mostrando la facilidad de uso y equilibrio

Con el Segway ya como extensión de nuestro cuerpo que controla todos los movimientos con simples giros y balanceos, nos adentramos en la Plaza Oriente, primera parada de nuestra ruta, donde, además de la información típica histórica, conocemos la anécdota de que las estátuas de dicha plaza iban a ser colocadas en lo alto del Palacio, pero que, por su peso, finalmente decidieron otra ubicación. Lidera la plaza la fuente y estátua ecuestre de Felipe IV. En este primer punto ya nos dimos cuenta de las miradas envidiosas de los viandantes ( :-P ) al ver la facilidad y comodidad con la que nos desplazábamos y podíamos disfrutar de las vistas, y compañeros de grupo, sin casarnos en absoluto.

Visita al Palacio de Oriente bajo las miradas curiosas de los viandantes
Visita al Palacio de Oriente bajo las miradas curiosas de los viandantes

Desde el Palacio de Oriente disfrutamos de unas vistas impresionantes de lo que haremos de recorrido, viendo de fondo la Casa de Campo y el recorrido del Rio Manzanares. Utilizando el Segway por cualquier tipo de suelo (cuestas inclinadas, adoquines, tierra …) cruzamos los Jardines de Sabatini, construidos en los años 30 del siglo XX tras la proclamación de la Segunda República, y llegamos al Parque del Oeste.

Disfrutando de varios caminos del parque, llegamos al protagonista del mismo, el Templo de Debod, templo del antiguo Egipto, que curiosamente, fue construído piedra a piedra, a modo de puzzle, intentando “adivinar” la posición de cada una (ya que no se numeraron en el traslado desde su origen). La degradación del templo hizo que, tras su restauración, los huecos dejados fueran rellenados por piedras de diferente color para diferenciarlas de las piedras originales del templo. El estanque que lo rodea intenta simular al Río Nilo.

En el Templo del Debod
En el Templo del Debod

Bajamos hacia la Glorieta de San Vicente, donde encontramos la Puerta de San Vicente, una puerta monumental parecida a la famosa Puerta de Alcalá, que servía de acceso occidental a la ciudad; continuamos nuestro recorrido al sur acompañando a la conocida calle M30 y el Rio Manzanares Desde el Puente de Segovia, tenemos una magnífica vista de la Catedral de Nuestra Señora de la Almudena, donde hacemos una pequeña parada para hacer fotos y disfrutar de la ribera del Rio, llena de lugares de esparcimiento y zonas verdes.

 Nuestro guía Nico, los Segways y la Catedral de la Almudena de fondo
Nuestro guía Nico, los Segways y la Catedral de la Almudena de fondo

Un recorrido extenso y ameno nos hace llegar más allá del Estadio Vicente Calderón, el Matadero Municipal con su parque, prácticamente hasta la zona de Legazpi. Los serpenteantes y amplios caminos de toda la ribera nos hacen disfrutar a nuestro gusto de la velocidad y las curvas, como si estuviéramos esquiando en asfalto, de una manera muy amena y divertida.

Tras la vuelta, pasamos como último punto turístico de interés por Plaza de España, con la majestuosa presencia de la Torre de Madrid, que fue el edificio más alto de España hasta 1982, y el monumento de Miguel de Cervantes, con la curiosidad de las estátuas de Dulcinea del Toboso y Aldonza Lorenzo (el mismo personaje visto de dos formas distintas por Don Quijote).

Una agradable mañana conociendo Madrid de una forma muy diferente, con más tiempo para disfrutar de las vistas y sin pensar en el agotamiento físico de “patearse” una ciudad. De nuevo reitero la sugerencia de deleitarse de esta moderna forma de turismo activo urbano accesible a todo el mundo (y cuasi desconocida), además de entretenida y placentera.

Alex

Ciudadano del mundo. Me encanta llevarme mi cámara fotográfica para inmortalizar esencias y experiencias en lugares diferentes, donde la gente vive diferente, pero donde todos disfrutamos cada día de puestas de un mismo Sol.

Vistos recientemente...

Berlín guía de viaje - 4 días

Guía de viaje: 4 días en Berlín

Famoso beso de Breznev y Honecker del East Side Gallery - día 4 en Berlín

Día 4 en Berlín: East Side Gallery, Reichstag y Cena en The Grand

Palacio de Sanssouci - día 3 en Berlín

Día 3 en Berlín: Palacio de Sanssouci, Postdam y cena en Martha’s

Memorial to the Murdered Jews of Europe

Día 2 en Berlín: Catedral de Berlín, Memorial a los judíos de Europa asesinados y mundos subterráneos

Puerta de Brandemburgo - día 1 en berlín

Día 1 en Berlín: Parque Tiergarten, museo de Pérgamo y más

Disqus shortname is required. Please click on me and enter it

LEAVE A COMMENT